Dolor de los tatuajes

Mucha gente tiene ya sea uno o varios tatuajes en su cuerpo. Los tatuajes se usan para decorar el cuerpo con imágenes hermosas o citas significativas para expresar su personalidad. Aproximadamente el 15 % de los daneses tienen uno o más tatuajes. ¿Pero cómo es posible que ese porcentaje sea tan bajo? Posiblemente tenga que ver con que el proceso de tatuarse no es exactamente un placer. A muchos les resulta doloroso tatuarse, pero ¿por qué duele tanto? ¿Y en qué zona duele más tatuarse?

 

El tamaño de su tatuaje importa

Obviamente, el nivel de dolor al que uno se enfrenta varía muchísimo dependiendo del tatuaje. Normalmente, el nivel de dolor está relacionado con el tamaño del tatuaje que se hará. Cuanto más grande sea, más doloroso será. Para minimizar el dolor, puede usar una crema anestésica antes de que el tatuador comience su obra maestra.

Para hacer un tatuaje, se usa una pequeña aguja que inyecta color permanente en la piel. A diferencia de la micropigmentación que se usa para el maquillaje permanente, que es una inyección en la dermis de la piel, el color se inyecta a mayores profundidades para lograr un resultado más permanente. Al realizarse un tatuaje grande, la aguja penetrará la piel muchas veces, por lo que aumentará el nivel de dolor por un periodo prolongado.

Si elige hacerse un tatuaje pequeño, el proceso no debería tomar mucho ya que debe inyectarse color solo en un área pequeña. Por lo tanto, un tatuaje pequeño es una mejor idea si tiene un umbral bajo de dolor. Además, debe considerar dónde se hará el tatuaje ya que el nivel de dolor que sentirá también depende mucho del área del cuerpo.

 

Ubicación del tatuaje

Como mencionamos anteriormente, la ubicación del tatuaje importa. Si quiere sentir el menor dolor posible, debería elegir tatuarse en el exterior de la parte superior del brazo, en la parte interior del antebrazo o en la espinilla. El dolor no será tan fuerte a diferencia de si se tatuara, por ejemplo, en el pecho o las costillas.

 

Esto se debe a que en dichas áreas hay más músculo y grasa que protegen al hueso. Si elige tatuarse en las costillas, no hay mucha separación entre la piel y los huesos, por lo cual sentirá como si se estuviera tatuando directamente sobre los huesos. Puede ser una sensación muy incómoda.

 

Dolor después de haberse tatuado

Aunque el proceso de tatuarse haya terminado, hay mucha gente que experimenta dolor después. Sin embargo, es un tipo de dolor distinto al que se siente cuando la aguja penetra en la piel. Normalmente, la irritación y la picazón son los causantes de este dolor, lo cual puede ser insoportable. Esto se debe a la costra que se forma sobre el tatuaje. Es muy importante dejar que la costra se caiga por sí sola. Ese proceso es el que genera mayor incomodidad.

This site uses cookies to offer you a better browsing experience. By browsing this website, you agree to our use of cookies.