Tatuajes sin dolor

Los tatuajes son muy populares, y hoy en día tener uno es considerado más normal que no tener ninguno. Han estado en nuestra sociedad por miles de años en distintas formas, algunos métodos más dolorosos que otros. Si le gustaría tatuarse, desafortunadamente no podrá escapar al dolor de las agujas que se insertan en la piel. Sin embargo, hay una solución fácil, que puede más o menos eliminar el dolor por completo.

 

¿Duda en tatuarse a causa del dolor? Use crema anestésica

Mucha gente sueña con tatuarse, pero los desanima saber que sentirán dolor. No hay necesidad de eso, porque hay una solución muy fácil que ayuda a aliviar el dolor. A continuación, podrá leer más acerca de los tatuajes y cómo la crema anestésica puede ayudar a aliviar el dolor.

 

La historia de los tatuajes

Tener tatuajes es una tradición antigua que data de los finales de la edad de piedra, cuando era parte de la cultura euroasiática. Esto lo sabemos por las momias chinas encontradas del siglo II AC que tenían tatuajes. Cada cultura tiene su propia historia y tradiciones únicas sobre los tatuajes. Por ejemplo, en la población indígena Ainu de Japón se hacían tatuajes faciales. En Dinamarca, el Rey Federico VI, el “rey marinero”, es reconocido mundialmente por sus múltiples tatuajes. Anteriormente, los tatuajes eran un tabú, pero hoy en día son un ornamento muy popular en todo el mundo.

 

Piénselo bien

Antes de tatuarse, es importante que esté seguro de su decisión, porque los tatuajes duran para siempre. Si desea removerse un tatuaje, puede hacerlo con un tratamiento de láser. Pero este es un procedimiento costoso y doloroso. Sin embargo, existen las cremas anestésicas, entre otras cosas que puede usar para calmar el dolor durante los tratamientos de láser. Lea más sobre esto aquí.

 

Cómo se hace un tatuaje

Los tatuadores profesionales realizan tatuajes con una máquina para tatuar que consta de un tubo y una aguja que lleva la tinta hasta la piel. La aguja transporta los pigmentos de color hasta la superficie de la piel, lo cual hace que el resultado sea permanente. La máquina para tatuar perfora la piel alrededor de 1000 veces por minuto, lo cual puede herir mucho la piel.

 

Un placer doloroso

Cuanto más grande sea el tatuaje, mayor será el dolor. Y cuando más larga sea la aguja que perfora la piel, normalmente mayor será el dolor. La piel estará lastimada y vulnerable y, para los tatuajes grandes, por lo general el trabajo se realiza en la misma área múltiples veces. El proceso en sí de tatuar produce una sensación de ardor y picazón, y por un periodo corto de tiempo la piel puede estar herida y vulnerable.

Por lo general, habrá oportunidad de hacer pausas si es necesario, pero si siente demasiado dolor, será frustrante tanto para usted como para el tatuador.

Esto podría causar que el tatuaje no quede tan bien como esperaba. Afortunadamente, ahora puede evitar esto frotando el área de piel afectada con una crema anestésica antes de la sesión de tatuaje.

 

Evite el dolor con crema anestésica

Independientemente de si es la primera vez que se tatúa o si ya es un experto en tatuajes, una crema anestésica como No Pain Cream puede ser una buena solución para usted.

 

¿Se tatuará por primera vez?

Si sueña con hacerse un hermoso tatuaje pero no se anima por el dolor, la crema anestésica es la solución perfecta para usted. La crema adormecerá la piel de forma que no sentirá tanto dolor y, en algunos casos, no sentirá nada de dolor. Haga su sueño realidad y tatúese sin dolor con la crema anestésica de No Pain.

 

¿Ya tiene experiencia con los tatuajes?

Si ya está familiarizado con los tatuajes, sabe lo doloroso que puede ser tatuarse. Algunos lugares del cuerpo duelen más que otros, y si cree que un tatuaje en el hombro fue doloroso, considere usar la crema anestésica de No Pain la próxima vez.

Los tatuajes sobre la piel fina o huesos son unas de las experiencias más dolorosas, así que si planea tatuarse en las costillas, las espinillas o las rodillas, le recomendamos usar la crema anestésica antes de la sesión. De esta forma, reducirá el dolor de forma considerable, y logrará finalizar la sesión mucho más fácilmente.

 

Cómo funciona la crema anestésica

La crema anestésica debe frotarse en el área de la piel al menos 90 minutos antes de la sesión de tatuaje. Es importante cubrir el área con algún tipo de plástico después de aplicar la crema. Puede usar un film transparente (envoltorio plástico), que es muy efectivo, y es un producto que muchas personas suelen tener en su hogar. Justo antes de la sesión de tatuaje, debe quitar el plástico y remover la crema anestésica. Puede removerse fácilmente con un paño húmedo o un trozo de papel.

 

Cuidar los tatuajes: Cómo hacerlo

Según cómo se vea su tatuaje, qué tan grande sea y quién lo ha hecho, su tatuador le dará guías de cuidado específicas. Las recomendaciones varían, ya que cada tatuador tiene su método preferido. Un tatuaje es, en esencia, una herida, por lo que debe tratarse de la misma forma. Sin embargo, hay algunas guías que siempre debe seguir cuando se tatúa:

 

  1. Asegúrese de que el tatuaje esté limpio y seco

Es importante mantener el tatuaje limpio. De esta forma, evitará infecciones y se asegurará de que tenga un proceso de sanación adecuado. La primera semana, debe lavar su tatuaje entre 2 y 3 veces al día. Lo mejor es hacerlo con un jabón sin fragancia y agua tibia. Tenga cuidado cuando lo haga para evitar irritar la piel. Luego, debe cubrir la piel seca con un trozo limpio de papel o una toalla. Frote el tatuaje con una capa fina de loción enriquecida sin fragancia. Hay lociones específicamente formuladas para tatuajes, las cuales recomendamos. Puede conseguirlas en las farmacias o solicitarlas a su tatuador.

 

  1. Intente no tocar el tatuaje

Durante la primera semana del tratamiento, comenzará a desprenderse. Podría resultar muy tentador remover las escamas de la piel, pero es importante que no toque el tatuaje. Es posible que también empiece a picar mucho, pero debe dejar que sane a una velocidad natural, por lo que es importante no tocarlo.

 

  1. Evite el cloro y el sol los primeros 14 días.

Los primeros 14 días, es importante que no exponga el tatuaje al cloro. Por lo tanto, no puede ir a una piscina o spa. También, debería evitar por completo exponer el tatuaje al sol los primeros 14 días. Una vez que se haya curado, es importante colocarle protector solar con un factor de protección elevado (por ejemplo, de más de 50). Esto asegurará que las líneas se mantengan prolijas y nítidas.

 

La crema anestésica de No Pain también puede usarse para aliviar el dolor al hacerse un piercing o vacunarse.

This site uses cookies to offer you a better browsing experience. By browsing this website, you agree to our use of cookies.